Psicofertilidad

Psicologia y coaching de la (In)Fertilidad

Estado de alerta y fertilidad: Emociones y cuerpo

arboarbol

¿Cuáles son las condiciones del cuerpo más idóneas para poder concebir?, ¿Podemos desactivar nuestras tensiones musculares  y energéticas, y mejorar nuestra fertilidad?

Posiblemente sea muy atrevido determinar como único factor causal, el papel de las emociones y el cuerpo en la fertilidad o infertilidad. Ciertamente, nuestra capacidad fértil se ve influida por muchos factores (alimentación, contaminación, hábitos, etc), sin embargo, la correlación cuerpo-emoción sí que es aspecto a contemplar y que tiene su porqué y su razón de ser. Dejadme que os explique.

¿Cómo están tus raíces?

Nuestro cuerpo es como un árbol, éste puede crecer, sostenerse y dar frutos si sus raíces están bien enraizadas en el suelo y reciben la nutrición y el soporte de la tierra. Un árbol con unas raíces más profundas, puede encontrar más agua y nutrientes y crecer más fértil y sano.

Sin embargo, cuando estamos en tensión, nuestras extremidades están preparadas para la acción. Nuestra energía está puesta en la parte superior del cuerpo y va de dentro hacia fuera, para reaccionar y perseguir el objetivo instintivo de la supervivencia. Toda la atención de nuestra mente está puesta en la acción y este no es un buen momento para enraizarse, parar o relajarse.

Todo animal por ejemplo, busca un entorno seguro y alejado del peligro para procrear y cuidar a sus crías, un espacio fértil y alejado de cualquier posible peligro. Es por ello que un animal en tensión o estado de alerta, no está preparado para concebir o reproducirse. Sus cuerpo y su respuesta fisiológica (aumento de la presión sanguínea, de la tensión muscular, dilatación de las pupilas,) está activo preparado para escapar del peligro o atrapar a la presa. Sus extremidades están en busca de un terreno mejor en el que poder encontrar seguridad, tranquilidad y fomentar su supervivencia. Y por lo tanto, ese no será nunca el momento idóneo para procrear o cuidar de una cría.

El estado óptimo del cuerpo para la reproducción, es el de apertura, relajación, y calma y es en ese estado en el que nuestras hormonas sexuales y reguladoras de la función reproductiva (progesterona, prolactina, etc.), estarán en equilibrio y en sus niveles adecuados.

¿Podemos desactivar la alerta?

Existen a día de hoy muchos trabajos terapéuticos y corrientes psicológicas (Bioenergética, Método de liberación de corazas, Biodanza, etc.),  que integran cuerpo y mente, y ayudan a liberar ciertas tensiones emocionales que hemos ido acumulando con el tiempo y han ido limitando el funcionamiento natural de nuestro cuerpo. Ayudándonos así a reducir el exceso de atención de la mente y fomentado la calma y relajación del cuerpo.

En nuestros encuentros quincenales, integraremos cuerpo-mente y emociones para vivir el proceso de búsqueda de un bebé de un modo más sano, así como para mejorar nuestro equilibrio energético y emocional:

 http://www.institutomeridians.com/wp-content/uploads/Grupo-psicoinfertilidad-programa2014.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 27, 2014 por en Emociones e infertilidad.
A %d blogueros les gusta esto: